5 Beneficios saludables de las castañas

5 Beneficios saludables de las castañas

La castaña es el fruto más característico del otoño, una época en la que es común comerlas asadas para mitigar el frío. Pero es además un alimento muy saludable rico en hidratos de carbono, vitaminas y minerales, y bajo en calorías, azúcares y grasas. Hoy en el #Deliblog conocemos 5 beneficios saludables de las castañas y te damos algunas ideas para cocinar con castañas.

 

1. Las castañas son un alimento saciante.

Las castañas tienen un alto contenido en fibra y en hidratos de carbono complejos (aproximadamente un 40%), por lo que son un alimento saciante, indicado incluso en dietas para adelgazar.

¿Sabías que 100 gramos de castañas aportan menos de 200 calorías? Ello se debe a que el 50% de su contenido es agua.

Los carbohidratos que aportan las castañas son los denominados "complejos", que el organismo absorbe lentamente, de modo que mantienen niveles de azúcares equilibrados y quitan la sensación de hambre.

 

 

2. Castañas contra el estreñimiento

Precisamente gracias a su alto contenido en fibra (del 5 al 8%) se convierten en unos alimentos adecuados contra el estreñimiento, favoreciendo el tránsito intestinal.

Además, las castañas contribuyen a que nuestra flora bacteriana esté en condiciones óptimas, y ello repercute también en que nuestro sistema inmunológico funcione mejor, previniendo dolencias y enfermedades del intestino grueso como la diverticulosis o el cáncer de colon.

Beneficios saludables de las castañas 

 

3. Las castañas, fuente de vitaminas y minerales

Su alto contenido en minerales como magnesio, potasio, hierro y fósforo, y en vitaminas del grupo B hacen de las castañas un alimento ideal para contribuir al buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso y a prevenir alteraciones o enfermedades de tipo neurológico. Incluso algunos estudios atribuyen a las castañas propiedades antiinflamatorias y vasculares.

La vitamina B que aportan las castañas puede aprovecharse totalmente si se consumen crudas contribuyendo a paliar la apatía o melancolía típica de esta época del año. Además, su contenido en B2 es beneficioso para el cuidado de la piel.

Las castañas contienen una alta cantidad de vitamina C, un gran y eficaz antioxidante que ayuda a nuestro cuerpo a liberarse de los radicales libres y a limpiar las toxinas. Además de esta función desintoxicadora, nos ayuda a optimizar la función inmune de nuestro cuerpo.

En cuanto a los minerales, destaca su aporte en potasio, que ayuda a controlar la retención de líquidos, evita la hipertensión y favorece la diuresis (es buena para los problemas de riñón), favorece la síntesis de las proteínas y permite convertir los hidratos en glucógeno (reserva de glúcidos en el hígado).

El hierro que aportan las castañas permite prevenir la anemia y los dolores de cabeza asociados a este problema. Las castañas aportan calcio, fósforo y magnesio, que nos ayudan a mantener nuestro sistema óseo y dientes en buenas condiciones.

Como buenos frutos secos, las castañas tienen grasas muy saludables y nos aportan ácidos grasos omega 6 y omega 3 en buena proporción, por lo que son un alimento cardiosaludable. Y como cualquier otro alimento de origen vegetal, no contiene colesterol.

 

 

4. Castañas: alimento saludable para hipertensos, diabéticos y celíacos.

Las personas con diabetes pueden beneficiarse del consumo de las castañas, ya que, los carbohidratos que posee son de absorción lenta y no producen picos de insulina en la sangre.

La harina de castaña nos puede servir para sustituir otro tipo de harinas con gluten, siendo una opción muy saludable para celiacos y personas con sensibilidad al gluten.

Las personas con hipertensión arterial pueden consumir perfectamente castañas debido a su bajo contenido en sodio y alto contenido en potasio. De hecho, son también beneficiosas para las personas que tienden a retener líquidos por su efecto diurético.

La proteína vegetal de la castaña contiene todos los aminoácidos esenciales. Algo especialmente interesante para las personas que siguen una dieta vegana, y para los adultos de edad avanzada.

 

 

5. Castañas, energía saludable para deportistas

La castaña es un fruto seco con grandes beneficios saludables para los deportistas, ya que cuenta con una generosa cantidad de hidratos de carbono y apenas grasa (a diferencia de la mayor parte de frutos secos), por lo que son una gran fuente de energía y ayudan a acelerar el metabolismo.

Es buena idea tomarlas después de los entrenamientos aeróbicos, ya que la mayor parte de sus hidratos de carbono son complejos y ayudará a recuperar rápidamente las reservas energéticas. También es muy útil tomar unas castañas mientras estamos realizando alguna caminata o ruta de senderismo; ello nos dará energía poco a poco.

 

 

Las castañas en la cocina

Debemos evitar comer las castañas crudas, puesto que este fruto seco tiene un alto contenido en taninos, lo que puede ocasionarnos gases, molestias e irritación intestinal. La mejor manera de comer las castañas es cocidas o asadas. Te recomendamos probar nuestros productos ecológicos elaborados con castañas.

castañas en almibar castañas al brandy mermelada de castañas mousse de castañas al roquefort pate de castañas con jamon iberico

 

Se considera la castaña que es uno de los alimentos más antiguos, pues su consumo se remonta al paleolítico, aunque fueron los celtas y los romanos los que dieron a las castañas un papel más importante dentro de la alimentación, ya quelas utilizaban para elaborar multitud de platos.

Algunas recetas (dulces y saladas) con castañas:

 

Deja un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No se publica)
* Comentario
Introduce el código

*Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad